Primavera Sakura

Conocer a Japón es una experiencia inolvidable. Un amigo me ha contado sus anécdotas de sus viajes a japón y son increíbles. La última vez que lo visitó fue en la pasada primavera y experimentó una de las celebraciones más bellas de ese país: el Hanami. Se trata de la tradición japonesa de acudir en masa a parques y jardines a contemplar los cerezos en flor, conocido como sakura. Familiares y amigos se reúnen bajo la sombra de los cerezos y, a modo de “picnic”, comparten alimentos mientras celebran la aparición de las flores.

Durante el año los árboles de cerezo permanecen solamente forrados de hojas, y están desnudos en el invierno, pero hacia el inicio de la primavera florecen, decorando los parques con sus fantásticas flores rosadas y blancas.

Las sakura son un elemento simbólico común en la cultura popular de Japón, y tienen múltiples significados relacionados. La imagen de los pétalos caídos en masa al principio de la primavera, especialmente en abril, simboliza la belleza de la naturaleza y el valor que otorga a la vida lo efímero de la existencia. La cultura samurái de Japón también admiraba mucho a esta flor, pues se consideraba que los samuráis, al igual que las flores, tenían una vida corta.